Desde la escoba

Loading

El escoba en una Ultra , una experiencia que debe ser vivida

Y si te digo que una de las experiencias más satisfactorias que he tenido dentro del mundillo Trail es una carrera que no corrí. Este podría ser perfectamente el resumen de mi vivencia como escoba.

Los días previos
El pasado 26 de enero participamos como escobas en la Ultra mediterránea celebrada en Alcoi , Alicante , una fiesta de Trail ,con varias distancias y carreras durante los 3 días que duro la prueba. En total más de 500 voluntarios para una carrera que pasaría por nada más y nada menos que 15 poblaciones distintas. Nosotros participaríamos como escobas en la carrera ultra sobre una distancia de 100 millas.

Un mes antes Carlos Requena, responsable de organizar a l@s escobas ya había creado un grupo de WhatsApp para comenzar a informarnos de los detalles, turnos etc. Esto nos vino bien para compartir información con compañeros que ya habían participado como escobas anteriormente y que nos guiaron ante ciertas situaciones que se nos pudiesen dar

Para todo el tema de voluntarias la organización utiliza una aplicación de activalink para gestionar las misiones asignadas a cada voluntario , puntos de situación y otra serie de elementos para tener controlado todo el operativo del voluntariado

Días antes de la carrera Carlos  nos confirman que estaremos asignados en el segundo tramo   Benifallim- Benasau 28k 1494+ , en nuestro tramo alcanzaremos el techo de la carrera el alto de la Moleta con sus 1456 metros de altura.

Estamos ya en el último día antes de la carrera y Carlos nos informa de todos los protocolos de actuación según las incidencias que se puedan producir y los teléfonos de contacto de la organización, también se nos pasa la información de los teléfonos de los responsables de los avituallamientos por los que pasaremos y el rutometro con tiempos de corte. Al igual que hago en las carreras me preparo mi chuleta plastificada con un resumen de la información que puedo necesitar durante la carrera y que me gusta tener a mano, tiempos corte , teléfonos importantes etc.

Sigo el mismo sistema que los días de carrera, preparar la mochila y la ropa el día antes , para posteriormente revisarla el mismo día de la carrera , con la única diferencia de que me doy cuenta que la cargo más que si fuese para mí mismo, me llevo 4 frontales por si alguno de los corredores necesitase , más alimentación y productos para calambres y todo lo que creo que pueda ser necesario en un momento dado para el corredor.

El día de la carrera
Los días antes de carreras no suelo dormir muy bien de los nervios de la competición, hoy si consigo dormir sin problemas asi que empiezo con las pilas bien cargadas para este  largo día…

Dedicamos la mañana a nuestro trabajo diario ,  a las 15:00 recojo a Abelardo ya que aunque tenemos que estar en posición a las 18:00 queremos llegar antes  para ver pasar a varios amigos que están disputando la carrera.

A las 18:45 llega el ultimo corredor seguido de nuestros compañeros escoba que han realizado el primer tramo, nos entregan dorsales con chip, 3 balizas gps , una para cada escoba y una de reserva por si hay algún problema , acreditación de la organización , botiquín y como no la pequeña escoba ¡!

Esperamos a que Rafa que asi se llama nuestro  corredor se avitualle de todo lo que necesita y preparamos nuestros frontales ya que la oscuridad ha hecho acto de presencia. Y los 3 juntos abandonamos el pequeño pueblo de Benifallim.

Dedicamos los primeros minutos a presentarnos   y a explicarle lo que vamos a hacer, sin saber si es lo correcto o no. Le explicamos que estamos ahí para ayudar en todo lo posible y que el es quien debe darnos las pautas referentes a cómo debemos actuar, me explico, cada corredor es único y todos tenemos nuestras manías, nuestra forma de como afrontar el sufrimiento , los que prefieren la compañía y los que prefieren la soledad , la charla o la tranquilidad del silencio.

Y eso es lo que tratamos de transmitirle con la mayor honestidad, si quiere que estemos a su lado, estaremos y si quiere espacio se lo daremos solo tiene que decirnos lo que necesite en cada momento. Nos dice que prefiere la compañía y esa será la tónica durante todas las horas que pasaremos, horas que darán para muchas conversaciones y anécdotas, alguna que otra risa y mucho sufrimiento.

A las primeras de cambio metemos la pata ya que cruzamos una carretera donde esta señalizado por otros compañeros voluntarios y cuando hemos avanzado unos 20 metros nos gritan para preguntarnos si somos los escobas para poder recoger y dar por finalizada su misión, tomamos nota para que no se nos olvide avisar cada vez que nos crucemos con personal voluntario de que somos los últimos y que pueden dar por finalizada su labor y disfrutar del merecido descanso .

Un dato que refleja el sacrificio de los voluntarios que están por los puntos del trayecto es que el primer corredor del ultimo avituallamiento al que nosotros llegamos lo hizo en 7 horas, cuando nosotros llegamos habían pasado mas de 13 horas , ósea que como mínimo (que en todos los casos es muchísimo mas tiempo) el voluntario estuvo 6 horas en el puesto asignado. Personalmente me parece durísimo ya que al menos los escobas vamos en movimiento y “disfrutando” del recorrido.

 Nuestro compañero es un corredor curtido en mil batallas, nada más y nada menos que 8 CSP , Transgrancanaria  , Costa blanca Trail y un sinfín de carreras de larga distancia  en  estos años. Pero hoy lamentablemente no es su día, desde un principio ya nos dice que no va a gusto , está recién salido de una lesión .Por suerte la noche es espectacular , un cielo despejado con una luna llena nos acompaña toda la noche y una temperatura que a pesar de un ritmo bajo nos permite llevar solo una térmica.

Formamos un grupo muy particular, yo a mis 44 años junto a 2 hombre ambos de 66 años, dos fuerzas de la naturaleza y dos ejemplos para cualquiera.

Ya llevamos un par de horas corriendo y Rafa nos comenta que no esta bien y que no tiene buena pinta la cosa y comienza a pensar en abandonar en Benassau , aun asi la sintonía entre nosotros ha sido tan buena que nos anima a seguir con el cuando acabe nuestro turno , cosa que nos hace luchar contra el corredor que llevamos dentro , porque siendo honestos da un poco de envidia el verles competir. Pero hoy no toca eso, toca algo más importante, cuidar y acompañar.

Entre consejos de uno y otro que voy almacenando en mi cabeza de cara al futuro vamos devorando km , alcanzamos el avituallamiento de la población de Alcoleja , en cada avituallamiento que llegamos somos recibidos como héroes tanto el corredor como nosotros y los 3 somos atendidos a cuerpo de rey. 

Desde Alcoleja comenzamos una de las partes mas duras de la carrera, la subida a La Moleta , techo de la carrera , nuestro amigo lo pasa realmente mal , se ve obligado a para dos veces debido a que se mareaba y también para varias veces para tomar aire ,  nosotros seguimos animándole y distrayéndole

Nos preocupa bastante que se fuerzas se desvanezcan en esa zona que no es fácilmente accesible pero tirando de pundonor alcanza la cima y tras pelear en una bajada super técnica conseguimos llegar al avituallamiento de Font del Arbre . Entre medias yo me quedo un poquito atrás para hablar con coordinación y explicarle como vamos, sobre todo para que les de tiempo a ir organizándose para que nuestros relevos alcancen al último corredor en caso de posible abandono de Rafa en Benasau. Es una de las cosas más importantes, ya que el abandono del ultimo corredor puede hacer que entre las escobas y el que pasa a ser ultimo corredor haya mucha distancia. Por eso es importantísimo el ir manteniendo informado a Coordinación de escobas de cuál es la situación de carrera en todo momento, de este modo ya teníamos instrucciones claras por parte de Carlos Requena de que hacer en caso de que abandonase el corredor.

Nuestra aventura comienza a entrar en la recta final a medida que nos vamos acercando al avituallamiento de Bensau , Rafa sigue con dudas de si continuar o no. Nosotros como corredores le damos nuestra opinión pero eso queda entre  él , las montañas y nosotros

Llegamos a Benasau donde nuestra misión habrá terminado, somos recibidos por nuestros amigos del club Dark de Alicante que son los responsables de ese avituallamiento , nos ofrecen de todo y nos dicen que cuando queramos que tienen el coche listo para llevarnos de vuelta a Benifallim., Abelardo y yo nos miramos y no nos decimos nada pero ambos sabemos que no nos moveremos de allí hasta ver que hace Rafa, 

Rafa, al que veremos dentro de poco en la CSP , permanece sentado aun pensativo , se toma varias cosas de comer , vuelve a hablar con nosotros , piensa que tiene que llamar a su mujer para que le recoja en Alcoi , aunque desde la organización le indican que le pueden acercar al punto de vida y dormir allí y después llevarle a Alcoi por la mañana. Finalmente decide que ha llegado el momento de poner el punto final y no arriesgarse y perderse su novena CSP , porque como nos había explicado durante nuestra travesía su objetivo es alcanzar las 10 participaciones¡¡¡¡

Sabiendo que se queda es el momento de despedirnos nos damos un fuerte abrazo, nos damos las gracias mutuamente y nos pasamos los teléfonos para vernos en la CSP. Para finalizar le pasamos todo el material a nuestros relevos y les deseamos toda la suerte del mundo en la larga noche que les queda por delante.

A las 3:00 entro por la puerta de mi casa con la sensación de haber podido disfrutar de una experiencia muy satisfactoria y reconfortante. Como corredor si estas leyendo esto solo te puedo dar un consejo si tienes la oportunidad haz de escoba y disfruta de la experiencia. porque merece la pena.

El día después
El domingo pudimos disfrutar de una enorme paella que la organización hizo para todos los voluntarios además de una bolsa del corredor que incluía entre otras cosas una sudadera roja conmemorativa y con esto ponían el cierre a un fin de semana de puro Trail

Dar las gracias a toda la organización de Ultramediterranea y voluntarios que nos trataron como reyes durante toda nuestra participación y como no a Carlos requena y su escuela de marcha nórdica Piveka , que se tiro tres noches enteras sin dormir cuidando de todos y cada uno de nosotros. 

Gracias a todos los voluntarios y escobas que cuidáis de nosotros cada vez que vamos a una carrera y gracias a los organizadores que en el 99% de los casos lo único que ganáis organizando las carreras son disgustos.