martes, abril 23, 2024

WMTRC Mountain Classic

Loading

Los Alpes austríacos nos habían traído continuos sinsabores las tres primeras jornadas de este Mundial Mountain & Trail Running, pero aún quedaban algunas balas en la recámara de #EspañaAtletismo de cara a la sesión final de este sábado. Era el turno de la modalidad Mountain Classic, con subidas y bajadas, y que desde la pasada edición incluye también la carrera para los atletas sub20.
#EspañaAtletismo dejó atrás los fantasmas de los días anteriores y cerró el campeonato con cuatro medallas, tres de bronce por equipos y una de plata individual de Inés Herault en la prueba sub20.

El equipo masculino absoluto de #EspañaAtletismo volvió a confirmarse como un referente mundial en Mountain Classic, siete meses después de proclamarse subcampeones en Chiang Mai. Del equipo de Tailandia repetían Andreu Blanes (6º entonces) y Álex García (15º). Lamentablemente, el tercer hombre en Tailandia, Miquel Corbera, había causado baja tras su caída nada más salir el jueves en la Vertical. Le sustituyó en Innsbruck Eduard Hernández, que había competido la Vertical como Álex, y también estaba en el equipo el medallista de bronce en el campeonato de España y atleta sub23 Ibai Larrea. Con estos ingredientes salieron en estampida todos los protagonistas a por las dos vueltas al recorrido que acababan de hacer los sub20.
El ugandés Isaac Kibet marcaba la pauta con el keniano Philemon Kiriago y el alemán Abraham pegados a él. Nuestro mejor hombre al dejar el asfalto inicial e iniciar los senderos estrechos del ascenso era Andreu Blanes (14º en ese momento). Álex García, más prudente, iba 27º, con Eduard Hernández siete segundos más atrás y el joven Larrea, cinco más lento. Este primer ascenso dejaba al keniano Kiriago liderando con cuatro segundos sobre Abraham y los ugandeses. Andreu y Álex unían sus fuerzas en los puestos 21º y 22º, sabedores de que los 15 km se iban a hacer largos. Eduardo (34º) cerraba los puntos de momento para #EspañaAtletismo.
Después de los casi tres kilómetros de bajada continua con los que finalizaban la primera vuelta (luego en la segunda volvían a callejear más por los alrededores de Innsbruck), Kirigao, Abraham y Chemutai se mantenían en cabeza. Se había unido el ugandés Yeko, en la primera parte más escondido, y aparecía ya cerca el campeón del mundo de Vertical, el keniano Kipngeno. Blanes era noveno, García Carrillo 12º, 10 segundos más atrás, e Ibai Larrea bajaba mejor que Hernández y pasaba 35º.

Kiriago no paró de tirar hacia arriba de nuevo, pero ni el alemán ni el ugandés Chemutai parecían inmutarse. El podio parecía definirse porque Kipngeno transitaba a casi medio minuto. Álex García iniciaba una gran remontada ubicándose rápido entre los 10 mejores para coronar sexto. Andreu lo hacía 15º e Ibai cerraba los puntos 27º, con Eduard muy cerca por si acaso. Chemutai empezó a abrir brecha en la bajada, con los tres primeros separados por apenas 10 segundos. Álex se incrustaba entre los kenianos Kipngeno y Kiprotich, y Andreu se acercaba al top10.
Chemutai ganó con ocho segundos de margen sobre Kiriago y repetía el título individual para Uganda, pero con otro protagonista. Abraham completaba el podio y García Carrillo, exultante en su llegada a meta, sexto, levantando brazos y animando al público, sacándose la espina de su discreta actuación en la Vertical. “Por un mal día no pasa nada, porque con trabajo y esfuerzo los objetivos se cumplen”, dijo el de Redován tras llegar a meta.

Blanes estuvo muy sólido en los últimos kilómetros y acabó 10º, e Ibai Larrea se mantenía para acabar 26º. Eduard Hernández sufrió más en la parte final y acabó 50º. Era un buen resultado global, pero la medalla estaba difícil. Una vez descartado el oro, porque Kenia arrasó, hubo que esperar al recuento. Italia confirmaba el subcampeonato con su mejor hombre, Maestri, justo por detrás de García Carrillo… y España se aupaba al podio con 40 puntos, con solvencia sobre Alemania, que fue cuarta. Gran resultado para este equipo, que hoy ha rendido de forma brillante haciendo gala de su característica #PasiónPorCompetir. Segunda medalla mundialista consecutiva en esta especialidad, la que más participantes y países aglutina.
En la última carrera, la de las mujeres de la Classic, el protagonismo inicial corrió a cargo de la estadounidense Grayson Murphy, que era perseguida por Tove Alexandersson, la sueca, y entre ambas consiguieron descolgar a las africanas. La mejor de #EspañaAtletismo era Onditz Iturbe, en torno al puesto 30º. La primera vez que se alcanzaba la cima del circuito por delante seguían las cosas igual, Onditz pasaba en el puesto 31º, las sub23 Laura Domene y Malen Osa, 39ª y 49ª, mientras que María Ordóñez era la 64ª.
Alexandersson se mostraba superior en la bajada, con 12 segundos sobre la americana Murphy, mientras que la primera africana, la keniana Muthoni, pasaba tercera, 15 segundos más atrás. Por parte española, las cosas seguían similares, con notable mejora en el descenso de Malen Osa, que mejoraba ocho puestos.

El último ascenso pegó un vuelco a la clasificación, porque la subida de Murphy la dejó en la cima con 50 segundos de ventaja sobre la sueca, con la ugandesa Chelangat pegada a ella. Ondtiz mejoraba hasta el puesto 23º, Malen hasta el 31º y Laura y María sufrían sobre el puesto 60º. Con este rendimiento #EspañaAtletismo acabó en meta en el puesto 12º, con Onditz como la mejor, 22ª, Malen 29ª, Laura 58ª y María 62ª. Ganó Kenia con claridad por delante de Gran Bretaña y Francia. La victoria individual fue para Murphy con casi un minuto de ventaja cimentado en esta segunda vuelta. Alexandersson mantuvo la segunda plaza y la keniana Muthoni se llevó el bronce.
Habían sido los chicos sub20 los que abrieran la jornada, con 7,5 km de recorrido y 374 m de desnivel positivo, con una primera parte en subida y luego hasta meta en bajada. El equipo masculino de #EspañaAtletismo optaba a pelear con los mejores, siempre dejando en otro nivel a los africanos, que dominaron en 2022, un campeonato en el que Fabián Venero fue sexto en línea de meta y el equipo con Marcos Villamuera y Jan Torrella acabó en la cuarta plaza.
Los tres corrían de nuevo este año junto a Marcos López y de salida, muy rápida como era previsible, eran los Chemutai y Kirwa los que marcaban la pauta. No muy lejos se ubicaron Torrella (7º) y Villamuera (8º), con Fabián solo siete segundos más atrás. Los africanos seguían tirando con el alemán Lucas Ehrle, que fue campeón de Europa el verano pasado en El Paso (La Palma) pegado a ellos. Torrella marchaba quinto, ya como primer español destacado y no muy lejos de las medallas. Villamuera se iba al puesto 12º y Fabián y Marcos López marchaban emparejados cinco puestos más atrás.
El punto más alto del circuito, en el km 3,7, los ugandeses Kirwa y Chemutai, y a la pelea con ellos se unía el suizo Bührer junto al mencionado Ehrle. Los españoles se mantenían en los mismos puestos del punto de control anterior, con lo que las posibilidades de medalla colectiva estaban intactas.

La pronunciada bajada hasta la meta de Innsbruck vio cómo los europeos eran mejores bajadores que los africanos en la zona técnica de senderos, pero al llegar al asfalto, los últimos dos kilómetros, los ugandeses se fueron por delante con oro para Kirwa y plata para Chemutai. Bührer fue bronce y el catalán Torrella era quinto. Villamuera se mantuvo y ganó un puesto (11º) y López y el campeón de España, Venero, entraron 16º y 17º, certificando la medalla de bronce a solo cuatro puntos de la plata de Francia. Suiza fue campeona.
Las mujeres sub20 salieron después y desde el inicio se vio que la joven Inés Herault, atleta sub18 que se estrenó como corredora de trail running en el pasado Campeonato de España por Federaciones de Lerín, a primeros de mayo (carrera que ganó), se ubicó junto a las mejores. Inés, buena corredora de cross, llegaba además con el refuerzo de haber ganado hace dos semanas en Annecy (Francia) la Copa Internacional de Mountain Running Sub18.
El poderoso equipo británico mandaba con hasta cuatro mujeres entre las seis primeras y entre ellas Inés, en tercera posición al inicio de la dura subida y culminando la misma segunda, lejos de la líder Flaherty y con la también británica Russell y la italiana Arnoldo pegada a ella. Nadia Soto, otra mujer sub18, que igualmente llegaba aquí con una experiencia de dos carreras previas de trail running, el Campeonato de España de Carreras de Montaña y la Copa Internacional, hacía igualmente una buena subida, culminando 13ª, mientras que Laura Ordiales y Blanca Batlle eran en ese punto 22ª y 23ª.

La bajada dejó aún más claras las opciones de la primera medalla individual de #EspañaAtletismo en estos Mundiales, porque Herault, se quedaba en la lucha por la plata sólo con la compañía de Arnoldo y ¡atención!, teniendo ya a la vista a Flaherty. Nadia Soto inició igualmente una magnífica progresión entre las diez primeras y Ordiales y Battllé peleaban por estar entre las 20 mejores. El último kilómetro dejaba a Inés a solo cinco segundos de la británica y con la plata prácticamente asegurada, algo que corroboró en meta, finalmente a siete segundos de la mujer que ya fuera subcampeona el año pasado.
Y entonces Inés, la burgalesa discípula de José Vallejo, empezó a mirar para atrás a ver cómo llegaban sus compañeras. Nadia lo hacía sexta, en un carrerón como había hecho su compañera, y Blanca (19ª) y Laura (20ª) certificaban la medalla de bronce por equipos, tercera gran alegría en pocos minutos para #EspañaAtletismo.

Brillante última jornada en Innsbruck para #EspañaAtletismo con cuatro medallas, los tres bronces por equipos, incluido el absoluto masculino, y la plata individual de Inés Herault, a la que todavía la quedará otra edición como sub20 en este Mundial de Mountain & Trail Running. Aunque el cómputo global queda por debajo de las altas expectativas levantadas en Chiang Mai, estas cuatro medallas dejan un gran sabor de boca de cara a la cita de Canfranc, el próximo Mundial en 2025.

RFEA