martes, abril 23, 2024

Un carrera que enamora, Ultra-Trail Guara Somontano

Loading

Un pequeño relato esperando animar a corredor@s sea cual sea el nivel, hay pruebas como esta que no te puedes perder!, la Ultra-Trail Guara Somontano.

Estamos hablando de la sierra de Guara o el PrePirineo como algunos la llaman, un terreno donde no sólo se acumula desnivel positivo, sino que además es una espectacular zona salvaje con barrancos y montañas que te quitan la -tontería- cuando te enfrentas a ella ya sea andando o corriendo, en definitiva, una carrera diferente.

Con 4 días desde el Sparthalon y recién llegado de Atenas me puse rumbo a Alquezar, un precioso pueblo de Huesca que no debes dejar de visitar, inicio y final del evento.

Pues bien, allí estábamos el viernes tarde a los pies de su Castillo y lugar de salida de la carrera para recoger el dorsal, todo perfectamente organizado. Una bolsa de corredor que incluía vino, una preciosa camiseta HG sport de diseño exclusivo, un delicioso melocotón de Calanda y algunos detalles más. También encontramos una feria del corredor donde terminar de comprar geles o caprichos de última hora. Hay que decir que la organización envió la bolsa de corredor a todos los que no pudieron ir a la carrera, todo un detallazo.

Como os decía, repartimos sonrisas, abrazos y con una movilidad reducida en las piernas y pies por agotamiento y ampollas, mal empezábamos 😊. Mucho miedo, no sabía cómo afrontar tras los 246km, estos 108km con sus 5.400D+ por senderos técnicos y pistas que suman belleza a cualquier carrera pero que en mi caso me lo iban a poner muy difícil, a fecha de hoy todavía sigo preguntándome que me movió a ello, quizá ese espíritu de corredor del montón sin objetivo concreto, sumados a la ilusión, los costes y la logística de haber llegado hasta allí, te hacen intentarlo a toda costa.

A las 24:00 listos para la salida a los pies del imponente Castillo de Alquezar, entre fuegos artificiales y los ánimos siempre bien recibidos de nuestro querido #Depa, dando ese empujón inicial de ayuda.

Primeros kms donde pisar sobre pista y sendero se hacía difícil, pero ya que estábamos porque no seguir, así que con más moral que fuerzas arrancamos.

La estrategia fue sencilla dejarse llevar y si tenía problemas al correr dejarlo tras el paso por ese singular entorno de “Las pasarelas” que nos llevaría de nuevo al pueblo.

Sin darme cuenta me deje llevar y disfrutar olvidándome de los pies y sintiendo el entorno, la respiración, el ruido de las zapatillas, el agua corriendo, el silencio en tramos solitarios, una larga noche con continuas subidas verticales y bajadas técnicas donde la concentración en el terreno apenas te permite ver algo, llegar al KM40 parar, respirar y  ver el amanecer desde el punto más alto es algo que se queda grabado en tú retina por mucho tiempo, y a sólo 5km de Rodellar donde tenía a mis infatigables acompañantes con todo el apoyo necesario, ¡qué vendaje milagroso me habían hecho, no quise ni cambiar de zapas!, el pie había quedado encajado desde el primer momento sin molestias y así anduvo las 16h50´ de carrera 😊.

  

De nuevo a la lucha y por no extenderme mucho podéis ver en la gráfica las innumerables subidas y bajadas sin descanso sobre un terreno que yo diría tan complicado como espectacular y lleno de magia, jamás recuerdo haber corrido tanto tiempo sobre piedras, todas las piedras de España están allí, recomendable zapas con placa anti roca 😊

Los 11 avituallamientos están perfectamente identificados antes de llegar y con unos #voluntarios que además de recibirte con todos los honores, bastaba preguntar cualquier detalle para ser informado, distancia al próximo punto, tiempo, desnivel e incluso te aconsejaban sobre comer más, coge más agua ….. no limits!!.

Confieso que como truco en los momentos de agotamiento físico o mental, bajo el ritmo e incluso paro, respiro profundamente para ver y sentir lo que me rodea, un sufrimiento que es ampliamente compensado por ese entorno que llamo brutalmente hermoso, de ahí su #hashtag #GuaraTeEnamora.

Son momentos donde me siento privilegiado, no sé si alguna vez más en mi vida volveré a pasar por allí así que porque no parar y hacer una foto, sonreír y enviarla a esos pomponeros-seguidores para decirles estoy bien y seguimos #OnFire.

Como anécdota, durante todo el camino fue un continuo vamos “basalo”, por alguna razón se había corrido la voz que recién llegaba del Spartathlon y eran tan incrédulos de verme pasar como yo mismo de estar haciendo un carrerón, “joder que ánimos, así no podíamos fallar y digo “podíamos” pues estas carreras sin #vosotros acompañantes, desconocidos, amigos, voluntarios y un largo etc son impensables¡!!

¡Qué más podía pedir!, todo iba bien, claro excepto ese brutal cansancio y el miedo que de repente apareciera en el peor momento, pues no llego o más bien si, el salto en meta ponía fin a dos aventuras extremas, 354km en apenas 6 días en diferentes terrenos con muchos nuevos amigos con los que compartir nuevas aventuras.

Lección de vida aprendida – nunca te des por vencido sin antes intentarlo y si caes busca la parte positiva seguro la hay.

Y por si os quedan dudas, es una carrera recomendable al 100%.  El entorno, la organización, la cercanía y trato de los voluntarios hacen de esta prueba en cualquiera de sus modalidades una experiencia que no hay que perderse, gracias chic@s dos ediciones 2018/2019 de la Ultra terminadas y feliz haber compartido momentazos con vosotros.

Os dejo el link donde podéis encontrar toda la información para esta edición 2023, hay pequeños cambios que mejoran un recorrido difícilmente mejorable.  Sus RSS por si os apetece seguirlos y estar actualizados TwitterInstagramFaceBookWEB