martes, abril 23, 2024

COLMAR cumple 100 Años

Para celebrar este importante aniversario, la histórica empresa con sede en Monza ha elegido al artista estadounidense Joshua Vides
Treinta y tres años, de Palo Alto, California. Joshua Vides es un artista visual que, a partir de su experiencia adquirida trabajando para famosas marcas del sector streetwear, crea su marca CLSC, que rápidamente se convierte en un referente mundial, distribuida en más de 400 tiendas de todo el mundo

Cuando en 2017 publicó su primera zapatilla personalizada en las redes sociales, una Nike Air Force 1 pintada de forma que ópticamente parecía la cabeza de un cómic en blanco y negro, encontró una voz personal e identificable y su nombre explotó en el mundo. En 2018, decidió expandir su trabajo al arte visual, creando un espacio llamado Reality to Idea que lleva su idea gráfica hacia la construcción de mundos enteros, verdaderas realidades paralelas obtenidas a través de su inconfundible marca manual.
Desde entonces, ha colaborado con numerosas marcas de lujo y streetwear, así como con el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago y Google.
El encuentro con Colmar se produjo a principios de 2022 y se desarrolló de inmediato gracias a una profunda conexión que dio lugar al nacimiento de una colaboración que, partiendo del archivo histórico de la marca, se centró en algunas prendas superventas sobre las que el artista californiano intervino manualmente a través de su reconocible trazo pictórico.»Suelo empezar las colaboraciones sin una idea clara en mente», – dice Joshua Vides -«No me gusta darle demasiadas vueltas. Me doy libertad para reaccionar a los estímulos del momento y crear el concepto sobre la marcha. En este caso concreto, pensé en lo que un artista tiene en común con un atleta: la idea de la creatividad constante para encontrar soluciones, las mejores posibles, para reaccionar ante el fracaso. La satisfacción de ganar después de fracasar varias veces, de subir a un podio y levantarse tras una derrota».

La colección diseñada por Joshua para el centenario de Colmar consta de un total de diez prendas que trazan y rediseñan la cultura y el saber hacer de la marca. Las piezas icónicas son dos chaquetas y un chaleco acolchado y reversible, estampados en blanco y negro por un lado (donde Vides ha rediseñado una chaqueta sobre la icónica chaqueta de plumón 1249) y en negro total por el otro donde, en la parte trasera, se reproduce como una imagen gigante y de forma gráficamente revisada el primer logotipo de Colmar de 1923 (con una paloma planeando sobre el agua). La legendaria chaqueta confeccionada en los años setenta para la Valanga Azzurra y rebautizada Ceffa por el campeón Erwisn Stricker, vuelve a la vida en un jersey Jacquard de cachemira y lana que también celebra los años y el lugar de nacimiento de la empresa, como si fuera un auténtico dorsal de carrera de esquí. Completan la cápsula dos gorros con un trampantojo de gafas de esquí, una bufanda con el logotipo total, una sudadera y un pantalón de algodón con gasa interior, y una camiseta llena de medallas de oro alrededor del cuello que reproduce una foto histórica del campeón croata de esquí Ivica Kostelic. El logotipo de Colmar se rediseñó especialmente al estilo JV en negro y rojo, ya que el artista, trascendiendo su icónico blanco y negro, se permitió variaciones sobre el tema en los colores de la marca: blanco, rojo y azul Colmar.
«Como uno de los muchos campeones y atletas que han habitado la historia de Colmar, yo también me siento una persona competitiva», – concluye Joshua, – «y creo que eso se nota en mi práctica artística. Cuando vi reflejada en Colmar esta profunda idea de lucha por los resultados, me sentí fuertemente inspirado. Y todo empezó a partir de ahí».